ZThemes
1) Screenshot your desktop
2) Screenshot your follower count
3) Screenshot your blog
4) Screenshot your post count
5) Screenshot your liked count
6) Screenshot your followers
7) Screenshot your dash
8) Screenshot your favorite blog
9) Screenshot your message count
10) Screenshot your saved url’s
11) Screenshot [insert whatever]

A bug has been detected ||Privado||

winged-bunnies:

Le miró con fastidio, guardando apenas la paciencia suficiente para no encargarse de eliminarla en ese mismo instante, y no sólo de esa computadora. Unos cuantos niños que supieran manejar un par de lenguajes no iban a asustarla. Quizá a su amo, pero no a ella. De hecho, sería bastante entretenido verlos intentar.

image

—¿Pro…programa? —Ella no era un “simple programa”. Bufó molesta. Seguro había alguna forma de dejarla guardada hasta que su amo se atreviera a acercarse a la computadora.

O quizá podía incluso mudarse al Smartphone de Shintaro con tal de no convivir con aquella cosa escandalosa. ¿Hubiera sido mejor buscar a alguno de los otros? Quizá la mujer de cabello rosa, sí seguramente con ella no hubiera tenido tanto problema, o incluso a alguno de los chicos, aunque había imaginado que su amo preferiría a una linda niña.

Aunque esa cosa de linda no tenía absolutamente nada.

Creyó que finalmente se callaría cuando vino ese comentario que hubiera pasado por alto de no ser por el molesto tono de voz y esa mirada que le dirigió.

Bastó un movimiento de la mano para que se abriera el explorador de archivos y entrara a una de las carpetas de imágenes medianamente decentes que tenía Shintaro para mostrar a la “persona” a la cual se refería la enana aquella.

—¿Y qué te tenga pies? Tú tienes pies y no puedes hacer ni una décima parte de lo que yo hago —señaló encogiéndose de hombros restándole importancia a ese pequeño detalle Para todo lo que podía hacer, la falta de piernas era secundaria—. Aunque por lo que he visto quizá hubiera sido mejor opción buscarla a ella, después de todo nos aseguraría un mayor éxito. Pero bueno… —juntó sus manos dejando escapar un aplauso—. Vayamos a lo realmente importante. Veamos… veamos…

Cambió de carpeta buscando aquellas en las que se encontraban las ridículas letras que solía escribir el pelinegro, mientras por otro lado comenzaba a abrir las pocas grabaciones de la música que había logrado guardar antes que ella interviniera.

image

—Eh… ¿Qué se supone que cantas mayormente, enana?

Para winged-bunnies

La escuchó y a medida que su monólogo iba llegando a la culmine de lo irritante, las mejillas de la rubia se iban inflando más y más a la vez que iban enrojeciendo a cada momento. Estaba por golpearla, ya no podía aguantar sus tonterías. Si bien ella disfrutaba de ser descargada y que los fans pudieran crear sus maravillosas obras con esa  privilegiada voz que los de la compañía le habían otorgado, este no era su día. Estaba de muy mal humor y la azulina no ayudaba.

¡Tsk!— Cerró la diestra apretando su puño con violencia al escuchar que hubiera sido conveniente el haber descargado a la pomposa de Miku, y eso fue todo. La pequeña vocaloid giró sobre sí y sin decir más emprendió camino hasta un pilón de documentos de texto que le sirvieron como plataforma. Se trepó como pudo, estirando sus bracitos y una vez arriba, acomodó su voz, lista para demostrar de lo que era capaz— ¡Vas a tener que limpiar tus registros,  bruta! Haré que te tragues tus propias palabras…

El visor de las solapas negras que cubrían sus antebrazos se encendió con una brillante luz verde agua mientras el cabello de la niña empezaba a revolotear como si una brisa suave estuviera golpeando contra ella. Los cascos que llevaba siempre desplegaron una pequeña diadema, un micrófono incorporado que hasta ese momento no estaba allí. Cerró sus párpados y llevando ambas manos hasta su pecho, Rin estaba lista para enrostrarle su talento a aquella cosa.

De pronto una música suave comenzó a sonar, era un piano y así, de la mismísima nada, una fuerte luz embargó el cuerpo de la dama para hacer que su traje cambiara.

Meltdown, esa era la canción. Cuando Rin dejó salir las primeras palabras, pudo sentir como su corazón se liberaba, era todo para ella. Se sentía completamente cómoda en aquel momento. Era… ¡Ella era realmente feliz al poder cantar! Estaba entregada al cien por ciento, no erraba una nota ni uno de los pasos de la coreografía que tantas veces había practicado. Finalmente podía demostrarle a s contraria de lo que era capaz. Por fin, luego de tantos meses de inactividad ella podría volver a usar su voz. Y así, sin quererlo, lo vio; Era su oportunidad para volver al lugar que por derecho era suyo. Debía aceptar su propuesta.

Cuando terminó aquella canción, la pequeña inclinó su cuerpo levemente para saludar a su público y al elevar su rostro una vez más, entregó una satisfecha y cálida sonrisa a su compañera. Solo una cosa pasó por su mente en aquel insatnte “¡Lo logré!"

¡Yay! ¡¡Por fin bajé la cantidad de drafts!! Ya solo me quedan tres ¡solo tres! -toma de los hombros al primero que se le cruza y con cara de demente lo sacude de un lado al otro mientras le sonríe- ¡ W I I I I ! 

Well, a procrastinar se ha dicho xD Iré a ver el segundo cap. de Pretty Guardian Sailor Moon: Crystal ahora, si es que lo encuentro, y seguiré leyendo Hirunaka no Ryuusei un rato más.

Me quedan los borradores de winged-bunnies, redphilanthropy y el de genjou-destruction por responder pero, si le debo rol a alguien más suplico que me diga por ask que soy boba y mi memoria (además de las disque notificaciones de Tumblr ¬___¬) a veces falla

Mañana espero poder traer a mis nuevos bichitos (mis OC’s pendientes) a ver si ya me dejo de vaguear y hago sus fichitas y, creo que eso sería todo así que, sin más, me voy a escuchar la dulce y melodiosa voz de Usagi eweU

¡Cambio y fuera!

✍ + ☻ (no coincidimos en muses, peeeero, sería interesante ver qué nos sale uvu)
+ crystal-letters

crystal-letters:

sapphire-x-eyes:

crystal-letters Esto será so random xD (tu elige la muse que prefieras, así es más libre, sipi? que yo me adapto <33 Yo escojo a mi Kyoko de MSMM ♥

☻ Para una trama sorpresa (puede repetir alguno de los de arriba o no)

image Estaba hasta las narices del mal olor del basurero donde ahora solía vivir. Sus días se resumían a comer, dormir y claro, limpiar la ciudad de brujas.

No es que ella creyera que con eso estaba en verdad ayudando, ralmente le importaba poco ser una justiciera, pero si algo había aprendído en todosestos años de soledd era a sobrvivir y ahora, más que nunca, de eso se trataba.

Tras pasarse un buen rato engulliendo dulces mientras veía el brillante cielo por entre las maderas del debastado tejado, sentada en medio del altar de la que alguna vez fue la iglesia de su padre, Kyoko decidió salir a divertirse un rato. Con algunas monedas que había logrado recuperar de las limosnas de la iglesia planeaba perderse entre las miles de maquinitas de videojuegos que se encontraban en el centro de la ciudad, claro, si no era interrumpida por ninguna tanta chica mágica antes.

Al llegar al salón de videojuegos se dispuso a retar a quien se cruzara en su camino, no iba a irse de allí sin sentir que era mejor que el resto… sin demostrarle a los demás qué tan genial podía ser en ello- ¡Hey, tu! sí, tu ¿Te interesa una sana competencia mano a mano?-increpó al primer individuo que vio a mano mientras masticaba un chicle y dejaba entre ver por su divertida sonrisa, uno de sus colmillos. image

Desde que había firmado con su nueva discográfica a fin de llevar a cabo su carrera de solista, Ibuki había tenido muy poco tiempo de salir a divertirse como correspondía; e hiperactiva y liberal como ella solía ser, era una tortura a veces quedarse largas horas encerrada repartiéndose entre ensayos y el instituto. Aún así, valía la pena cuando se dedicaba a lo que más amaba.

Como recibiera un fin de semana libre previo a las actividades pertinentes, Ibuki decidió pasarlo en la ciudad repartiendo su primer día en cosas que se le habían privado desde que su carrera había llegado a su punto de inflexión: ir de compras, al karaoke, a tomar algo… lo de una persona normal, vamos.

Su último recorrido fue a un local de videojuegos, aunque como entrase, se topó con una situación bastante curiosa. Una chica la estaba retando a ella (sí, justo a ella) a una competencia. No era muy buena jugando, pero… ¿por qué no?

image

—¡Oh! ¿Le hablas a Ibuki? —Y se señaló a sí misma a fin de confirmar si se estaban dirigiendo a ella. Vamos, que solía meter mucho la pata a veces. —¡Pues claro que sí! ¡Ibuki acepta tu reto! Aunque Ibuki no es muy buena con los videojuegos, hehe.

image

Para crystal-letters

¡Perfecto!" pensó la pelirroja al cruzar palabras finalmente con la exótica presa que acababa de cruzarse cortesía del divino destino. Sonrió ampliamente al oír su respuesta y no pudo evitar mostrarse animada sabiendo que su contrincante no era una experta. No es que disfrutara de los encuentros sencillos, en verdad adoraba los desafíos pero, poder exponer ante "su público" aquellas cualidades que la habían llevado a ser la número uno en logros en aquel video juego que estaba por comenzar a jugar le era suficientemente placentero como para aceptar de todos modos a la novata- Bien ¡comencemos, novata! - Musitó sin tener la cortesía si quería de decirle su nombre a la contraria.

Posó su pie sobre la colorida plataforma de baile y tras colocar la tarjeta de pago de aquel sitio en la ranura, la consola se encendió y un sinfín de luces y sonidos comenzaron a sonar. Escogió un tema que había estado dando vueltas en su cabeza los últimos días. La banda aún no era muy conocida pero de todos modos a Kyoko le habían fascinado. Una cantante joven y prometedora dejaba que su voz invadiera todo el salón y así, tras las indicaciones de la máquina para que ambos jugadores se posicionaran en su lugar, comenzó a sonar la canción.

¿Lista?- y luego de eso, ya no prestó atención a su entorno, era solo ella y la máquina.

Con una velocidad increíble y facilidad de movimientos envidiable, la pelirroja dejaba en evidencia sus años de experiencia con aquel videojuego. Mientras seguía bailando al ritmo y sin fallar si quiera en un paso, tomó de su bolsillo una caja de poky’s y sacando uno con sus dientes, siguió con lo suyo, masticando ahora el dulce.

¿Cómo vas? - Preguntó de manera burlona, dando por hecho que la otra estaría ya agotada ante el tremendo ritmo de aquella canción, pero sin dirigirle la mirada para poder así seguir concentrada en su misión.

{ Snow day } —

icecreamchocoreto:

sapphire-x-eyes

Como cada ciertos días, había decidido salir a caminar. Tomo su bufanda gris, una chaqueta y un paraguas solo por prevención, habían pronosticado nieve y no quería que cayera en su ropa y se mojara. Aunque algo le parecía raro, no había visto a su “reflejo” ya hace horas, se había esfumado como el aire de un momento a otro. Pero, aunque perdido en sus pensamientos, aun se encontraba al tanto de lo que pasaba a su alrededor, también de una pequeña y delgada silueta a la lejanía, lo que le sorprendió no fue eso, sino el parecido cercano con su reflejo.

image

—¿R-Rin?— hablo en voz alta, tratando de llamar la atención, del ser que se encontraba a unos metros ya.

Para icecreamchocoreto

image Estaba algo confusa. Ese día había despertado pensando en qué la diferenciaba y la hacía única, ¿cuál era la fina línea que la separaba de su gemelo? Últimamente se sentía extraña hacia él. Era como si se desconociera a si misma al estar a su lado, como si perdiera parte de su propia identidad. Pero aunque aquel sentimiento le generara una inexplicable molestia, no sabía cómo hablarlo con él. Temía soltarlo y lastimarle. Podía resultar algo ruda a veces y ella era conciente de ello.

Luego de pasar un buen rato meditando sobre lo que aquejaba a su pequeño corazón, decidió regresar pero justo en medio del camino, cual espejo, se topó con la figura de su hermano. Él la conocía bien y si veía una mínima, pro más imperceptible que fuera, expresión de pena en su rostro, le iba a preguntar. Y estaba claro que ella no deseaba hablar del tema. Una sonrisa se dibujo en medio de su pálido rostro y, como si nada la molestara, se acercó a él animadamente ¡Len! Justo estaba regresando, pero ¿Y tu que haces aquí fuera? Ha comenzado a nevar, vas a pescar un resfrío y no queremos que tu voz se arruine. Volvamos…

image De pronto, ante el hecho de acabar aquella frase del modo en que ella sabía que iba a terminar, sintió como su corazón se contraía y apretaba dentro de su pecho. Un silencio invadió la escena por unos segundos.

Miró algo nerviosa al contrario peor, recuperando el aliento, acabó la frase Decía que podríamos volver juntos ¿quieres?  Pasó su mano por sobre la rubia cabellera de su reflejo  para así dedicarle unas calidas palmaditas en espera de su respuesta mientras prevalecía en ella una finjida, pero no por ello menos dulce, sonrisa. image

garrisonsgarden:

sapphire-x-eyes:

Alguien dijo… ¿trío?

image

-Aparece de la mismísima nada con una roza en los labios y brillo gay en los ojos- (????????? Ok ¡me voy a la mierda, señores!

¿Qué decían, cositos? Y yo no desaparezco, my dears, yo espío desde las sombras bicos aim so pro(??

scarlattox garrisonsgarden

Oh dioses necesito ver el anime de la llama.

HEY! Esa es la rosa que me ofreciste hoy, ladrona de rosas (? xD

BTW con Hikaru ya discutimos y si esto fuera Powerpuff Girls Z, vos serías Momoko, Hikaruchho Kaoru y yo Miyako -huye-

EH?! xDDDDDD

Bueno, al menos ella me cae bien y es que… ¡soy súper cuqui!

-con cara de babosa ghei- (~=3=)~ ← Babosa ghei(?

LOOL esto me supera, srly hablaron de eso? xDD gosh… igual imaginarlo dos segundos hace que les de la razón al 98% (el otro dos pro ciento me lo reservo para mantener un gramito de cordura(? :B)

Tenemos que salir a salvar la ciudad las tres juntas, mijitas! Hasta me dieron ganas de traerla a la ML solo para rolear random con ustedes y boludear un rato xDD

garrisonsgarden scarlattox

theinformationdump:

Body Language Cheat Sheet for Writers

As described by Selnick’s article:

Author and doctor of clinical psychology Carolyn Kaufman has released a one-page body language cheat sheet of psychological “tells” (PDF link) fiction writers can use to dress their characters.

Una inesperada coincidencia [Elliot&Annelien]

xinvisiblemoments:

»«: Una llamada, sólo una le bastaba para salir de la rutina cotidiana en la Universidad de Amsterdam y viaja lo más rápido posible a Inglaterra; no todos los días un estudiante podía visitar la mayor biblioteca pública de aquel país, así que debía aprovechar esa oportunidad. Caminar le traía varios recuerdos de sus viajes cuando era una adolescente, mas no podía desviarse de su verdadero recorrido. Encontró entre varios rascacielos dicho recinto y la alegría iluminó su rostro, como cuando un niño recibe el regalo perfecto para navidad.

image

La cantidad de libros era impresionante y como consecuencia, tardó varios minutos en decidir uno. Debería tomar uno relacionado con su carrera, ¿No? Sería lo más lógico pero no; la rubia quería disfrutar de la literatura español tal como El Cantar de mio Cid”. Nada mejor que una obra maestra para salir del estrés. Con libro en mano, miró a su alrededor buscando alguna mesa donde pudiera disfrutar del ambiente que la biblioteca podía ofrecer y lo encontró; era el lugar más alejado de las estanterías así que casi nadie se establecía. 

Para mala suerte de la chica, al pasar detrás de cierto joven de cabellos negros, sintió un leve empujón, perdiendo el equilibrio y cayendo rápidamente al suelo. El libro aterrizó a su lado, menos mal.Podrías… tener más cuidado, o ayudar a una mujer.— murmuró sin alterarse, recuperando la postura y mirando al culpable, sin embargo bajó su vista.

image

Demonios, ¿Qué le pasaba a ese hombre?¿No se disculparía? Suspiró, marchándose hacia su destino, de seguro no sacaba nada con quedarse a esperar una respuesta que tal vez no llegaría nunca. Se ubicó unas mesas más allá y finalmente, colocó toda su atención en la epopeya. 

Pero por algún extraño motivo, sentía que aquella persona se miraba de reojo en algunas ocasiones y Annelien hacia lo mismo, desviando su vista cuando el volteaba a cambiar de página. Sin embargo eso no duraría para siempre y en cierto momentos, sus miradas se cruzaron. La mujer sentía como la temperatura en sus mejillas aumentaba mientras que el contrario se limitó a ladear la cabeza. Ella no tuve más opción que esconder su rostro con el dichoso libro, al mismo tiempo que los nervios la consumían. ¿Debería hablarle?.

Para xinvisiblemoments

¿Hum? - Luego de ver como aquella chica se alejaba, siguió con su lectura pero cual piquete en la sien, Elliot no lograba concentrarse pues de tanto en tanto podía sentir la curiosa mirada de la mujer sobre él. Estaba casi seguro de no haberlo simplemente imaginado y, efectivamente, luego de observarla fijo por una breve fracción de tiempo logró que su mirar golpeara con los brillantes iris de la contraria.

Trató de disimular, regresando sus ojos a las amarillentas hojas de aquel libro. Dejó que su cuerpo cayera, deslizando sus piernas por debajo de la mesa, quedando en una posición no precisamente del todo elegante, considerando que estaba en medio de un lugar público. A pesar de su intento por concentrarse en las palabras que siempre habían sabido sacarlo de su realidad y llevarlo a un lugar mejor, esta vez el intento fracasó- ¡Tsk! - Se quejó por lo bajo mientras fruncía su ceño violentamente y mordía su labio inferior en una iracunda expresión.

¡Mierda! Ya no puedo leer" Pensó mientras inconcientemente ejercía presión con sus dedos apretados a la portada de aquel ejemplar y continuaba lamentando aquella distracción.

No dudo más. Se puso de pie sin pronunciar sonido alguno y cual fantasma, se movilizó hasta donde permanecía su “distracción”. Cogió una de las sillas y sentándose a un lado de aquella persona, clavó con rudeza su mirada contra los orbes de la muchacha. ¿Qué planeaba observándolo de ese modo? debía de averiguarlo- ¡Oi! ¿Qué tanto mirabas? - su tono era rudo y sin una pizca de cordialidad. Se cruzó de brazos, pero antes, dejó el tomo que trataba de leer sobre la mesa frente a él. Miró de arriba hasta abajo a la dama y regresando sus pupilas al rostro ajeno, insistió- ¿Es que… nos conocemos?

Luego de un silencio que por embarazoso se quedaba corto, el pelinegro se hizo a penas hacia atrás con una chispa en la mirada. Llevó su mano hasta el mentón y como si hubiese descubierto un continente, decidió inferir respecto a su hipótesis- Será que… ¡¿Acaso eres una de esas estudiantes chifladas que van por ahí persiguiéndome?! - Estaba dispuesto a incomodarla e incluso maltratarla con tal de que confesara si es que ese era el caso. Estaba harto de aquellas niñatas que se gastaban en intentar encantar al susodicho profesor llegando a extremos tales como espiarlo a la salida del colegio mientras regresaba a su casa o incluso enviarle cartas, hasta comida a su hogar.

Un escalofrío recorrió de punta a punta la espalda de Eliot por un momento pero negando enérgicamente con la cabeza, depositó toda su atención sobre la señorita que por lo visto, estaba bastante nerviosa.

garrisonsgarden:

  1. scarlattox ha dicho: bueno, yio soy un negro teñido de rubio, así que no pasa nada u__u seríamos un trío si kyoshu no se desapareciera cada dos por tres. sin ella sólo somos un dúo maricón (?).

Somos demasiado fabulosos u_u necesitamos a Momoko o se nos jode la ciudad (? ok no.

Y no sos un negro, sos un ratón cosplayeado de América.

Alguien dijo… ¿trío?

-Aparece de la mismísima nada con una roza en los labios y brillo gay en los ojos- (????????? Ok ¡me voy a la mierda, señores!

¿Qué decían, cositos? Y yo no desaparezco, my dears, yo espío desde las sombras bicos aim so pro(??

scarlattox garrisonsgarden